WE WORK

AS ONE

Contamos con los mejores

Los orígenes de la informática

Los orígenes de la informática

La aparición de la informática supuso un salto adelante para la humanidad que podemos equiparar a grandes transformaciones históricas como el surgimiento del Neolítico o la Revolución Industrial.

Aunque su desarrolló formal no comenzó hasta mediados del siglo XX sus orígenes conceptuales se retrotraerían a civilizaciones antiguas como la propia Roma, siendo muy abundante la documentación que hace referencia a unas pequeñas piedras para contar y hacer cálculos que se denominaban calculi, de donde derivaría precisamente el término calcular.

Con todo, el precursor más sofisticado sería el suanpan, el ábaco chino, que aparece por primera vez en vestigios cerámicos que datan de la dinastía Zhou (1122- 249 A.C), y que posteriormente se reveló como una herramienta que permitía operaciones matemáticas tan complejas como la realización de raíces cúbicas.

La importancia de las tarjetas perforadas en los orígenes de la informática

Igualmente, también se considera un hito importante dentro de los antecedentes de la informática la invención de la máquina calculadora de Blaise Pascal en el siglo XVII, si bien ni este instrumento ni ninguno de los que hemos visto hasta ahora se asemejan a lo que en el siglo XX se denominaría como ordenador, ya que para tener algo parecido a las funcionalidades de cálculo y almacenamiento de información habría que esperar al surgimiento en 1890 de la tarjeta perforada de Herman Hollerith, quien alumbró un elemento que en conjunción con una serie de máquinas que evaluaban, procesaban y clasificaban los datos posibilitaba cosas tan relevantes como crear un censo de habitantes centralizado. De hecho, mediante este método sería como se elaboraría el primero realmente exhaustivo que hubo en la historia de los Estados Unidos.

Además, la tarjeta perforada de Hollerith pronto se reveló como una herramienta crucial para gestionar la ingente producción de datos inherente a los procesos de industrialización, siendo precisamente este sistema el que luego adoptó IBM, el primer gran gigante informático que aún perdura hasta nuestros días.

Una máquina que descifraba los códigos nazis

Pero todavía tendrían que desarrollarse los componentes electrónicos  y especialmente los microprocesadores de silicio necesarios para que el ordenador tal y como lo entendemos actualmente pudiese ser una realidad, aunque en este sentido podemos encontrar unos antecedente claros en el Colossus británico, en cuya gestación participó Alan Turing y que durante la segunda Guerra Mundial se utilizó para descifrar los códigos alemanes, o en el estadounidense Electronic Numerical Integrator and Computer,  más conocido por su acrónimo ENIAC, nacido también bajo impulso militar, hasta el punto que fue presentado en 1946 como una máquina capaz de predecir donde impactarían los proyectiles antes de su lanzamiento.

Tanto el El Colossus como el ENIAC  utilizaban tubos de vacío, al igual que un dispositivo experimental que había sido desarrollado previamente en 1942: El Atanasoff Berry Computer.Todos ellos tenían en común también una operativa bastante compleja, existiendo además un número reducidísimo de máquinas cuyo manejo estaba reservado a unos cuantos expertos, y en el último ejemplo que hemos visto ni eso, ya que el aparato que crearon Atanasoff y Clifford Berry ni siquiera llegó a estar nunca en funcionamiento.

La aparición del ordenador personal como gran hito en la historia de la informática

No sería hasta 1977 cuando se produjo la gran transformación que propició la universalización de la informática. Está vendría de la mano de Steve Jobs y Steve Wozniak, que al crear su Apple II trasladaban las computadoras del ámbito militar y de las grandes empresas a los hogares de las familias, inaugurando una senda a la que poco después también le sacaría mucho partido IBM con su PC.

Con todo, todavía tendría que llegar otra importante innovación más cuando se desarrollase la idea de conectar ordenadores que estuviesen en localizaciones distintas, algo en lo que de nuevo fueron precursores proyectos del ejército de Estados Unidos como ARPANET, que echó a rodar en 1969.  Si bien, hasta 1989 no nació el internet actual con el sistema de interconexión World Wide Web que usamos ahora y que fue creado por Tim Berners-Lee. Mientras que los módem no se empezarían utilizar a escala masiva hasta mediados de los 90.

La tecnología informática venidera

Después, vendrían varios hitos importantes como el desarrollo de la telefonía móvil inteligente que suponía que todos pudiésemos llevar con nosotros permanentemente un dispositivo conectado a internet, y posteriormente las soluciones en la Nube, que comportaron un auténtica revolución en el almacenamiento de la información, y como la rueda no se detiene en un futuro inminente nos aguarda el Internet de las Cosas o IoT, y todas las posibilidades que abre la computación cuántica.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp